Como usar una lijadora de forma correcta – Consejos prácticos

Consejos para usar una lijadora¿Quiere restaurar un mueble antiguo, hacer una caseta para tu perro o renovar tu salón?

En cualquier caso, es muy probable que tengas que utilizar una lijadora. Si nunca has tenido la oportunidad de utilizar esta herramienta, no te preocupes, ¡estamos aquí para ayudarte!

En este artículo te daremos unos cuantos consejos sobre cómo usar una lijadora.

¿Por qué usar una lijadora?

Como su nombre indica, la lijadora es una herramienta muy práctica para lijar diversas superficies. Según el modelo de lijadora y el tipo de papel de lija que elijas, puedes lijar no sólo madera, sino también pintura, plástico, metal, barniz e incluso marmol.

Aunque puedes lijar algunas superficies a mano, la lijadora te permitirá realizar estas tareas mucho más rápido y obtendrás un resultado más uniforme y profesional.

En primer lugar, aunque la lijadora pueda parecer inofensiva a primera vista, siempre debes llevar equipo de protección. Esto significa usar guantes, una máscara facial o gafas. Entonces podemos ponernos a trabajar. Estos son los sencillos pasos a seguir:

  • Fijar el papel de lija al plato de apoyo : Antes podía ser una operación laboriosa, pero ahora es realmente sencilla. Gracias al sistema de velcro, quitar y poner la hoja de lijado es una tarea rápida y sencilla.
  • Empieza a lijar, pero no apliques demasiada presión : una vez que hayas fijado el papel al plato de apoyo, sólo tienes que empezar a lijar. Y ojo, si lijas con una lijadora eléctrica, de batería o neumática, no necesitarás aplicar demasiada presión. Estas herramientas, de hecho, ya son capaces de ejercer la fuerza adecuada. Por el contrario, si tienes que lidiar con una lijadora manual, al no estar equipada con un motor, será tu fuerza la que tendrá que permitir la eliminación del material.
  • Mantén limpia la zona de trabajo : Para saber si el trabajo va tan bien como te gustaría, mantén limpia la zona en la que estás lijando. Para ello, compra una lijadora con aspiración integrada o conecta una aspiradora externa a la herramienta.

Usar siempre la lijadora correcta

Según tus necesidades necesitarás elegir la lijadora que más se adapte a tus necesidades.

Consejos  para un buen lijado

Estos son algunos consejos para lijar cualquier superficie como un profesional. Al aplicarlos, obtendrás un resultado limpio y ordenado.

Elección del papel de lija

Antes de empezar a trabajar, primero hay que comprar la lija adecuada para el trabajo que se quiere hacer. Hay diferentes tipos de consumibles disponibles para las lijadoras, así como diferentes niveles de abrasividad.

También tendrás que tener en cuenta la finura del grano para adaptar tu elección de papel a tu tarea. Cuanto más grueso sea el tamaño de grano (entre 16 y 60), mejor para superficies muy rugosas y trabajos de eliminación de material. Cuanto más fino sea el grano (entre 150 y 400), mejor para el acabado y las superficies delicadas.

Preparar la superficie a lijar

Ahora que ya has elegido el abrasivo que utilizarás para lijar, debes preparar la superficie.

  • Comprueba que la superficie no presenta elementos que sobresalgan, como clavos o tornillos.
  • Si estás lijando una pieza pequeña, asegúrala con un tornillo de banco o una abrazadera.
  • Antes de lijar un mueble, asegúrate de que es estable.
  • Protege tu entorno del polvo antes de empezar a lijar, especialmente si trabaja en interiores.

Comenzar a lijar

  • No ejerzas presión sobre la lijadora. Esta herramienta está diseñada para que su peso ejerza suficiente fuerza sobre la superficie.
  • Al lijar la madera, es importante respetar la dirección de la veta de la madera.
  • No olvides comprobar de vez en cuando el estado de su material de lijado. Sustitúyelo si está desgastado.
  • Comienza siempre con el abrasivo más fuerte y luego termina con granos cada vez más finos.

Medidas de seguridad

Para evitar riesgos innecesarios, aparte de saber usar una lijadora, hay algunas reglas sencillas que no debes pasar por alto. Las lijadoras pueden ser herramientas peligrosas, así que en en cuenta siempre:

  • Comprueba el estado general de la herramienta cuando esté desenchufada,
  • Comprueba el estado del cable de alimentación antes de encenderla.
  • Utilia el equipo de protección necesario para los ojos, las vías respiratorias y posiblemente los oídos.
  • Realiza un mantenimiento regular de tu herramienta.

Esto es lo que necesitas saber sobre como usar una lijadora. Y si ya tienes la herramienta, sólo tienes que usarla (si también tienes el papel de lija adecuado). Si, por el contrario, aún no tienes la herramienta y estás indeciso sobre cuál comprar, entonces puede ser útil leer los siguientes artículos: “Cómo elegir una lijadora” y “Las mejores lijadoras“.